LEGITIMAR y ACEPTAR LAS EMOCIONES

emociones-286x300

Legitimir significa convertir algo en legítimo, cierto, genuino y verdadero en cualquier línea. Cuando hablamos de emociones y sentimientos, legitimar, es dar lo que sentimos o siente el otro como verdadero, sea lo que sea (rabia, envidia, vergüenza.. ).

Las emociones son tangibles, fisiológicas, se desencadenan torrentes de neurotransmisores y hormonas que provocan cambios en el cuerpo. Cuando esto pasa, legitimar y aceptar significa darse permiso, reconocer  lo que siento aunque sea incómodo, aunque no me guste, darse cuenta sin juzgar. Detectar y ponerle nombre a aquello que sentimos nos relaja. Es el primer paso para cambiar estados emocionales negativos.

Lo mismo ocurre cuando expresamos las emociones en una relación de pareja o en las relaciones paterno-filiales. En muchas ocasiones escucho la frustración por parte de un miembro de la pareja respecto a la falta de entendimiento cuando se habla en términos emocionales. Cuando la pareja expresa un malestar, están muy bien las soluciones prácticas y las sugerencias de cambios de actitud, pero no en ése momento. Antes empatiza, reconoce y legitima su estado emocinal. Le entiendes aunque no lo veas igual? Puedes ponerte en su piel aunque tu visión no sea la misma? Pues díselo! Te entiendo, me sabe mal que te sientas así….

Lo mismo ocurre con los hijos, puedes legitimar y dar permiso durante unos minutos a las emociones de tus hijos? Es el mismo tipo de ejercicio. Cuando se enfada puedes entenderlo, y darle permiso para sentirse como se siente aunque no vayas a ceder en lo que te habías propuesto? Decirle a tu hijo que entiendes su enfado, dejarle desahogarse y apoyarle, no significa que vayamos a darle la razón o que vaya a salirse con la suya. Sencillamente le damos a entender que sentir forma parte de la vida, que aquello que siente lo entendemos y lo hemos vivido. Ésto relaja, serena… porque nos sentimos comprendidos y reconocidos, seamos un miembro de la pareja o un niño.

Una vez legitimamos y reconocemos,  ya podemos empezar con nuestras sugerencias más prácticas. Porque una cosa está clara, si no cambiamos nuestra manera de pensar y nuestra manera de comportarnos, nuestras emociones y sentimientos incómodos seguirán ahí y volverán una y otra vez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s