ILUSIÓN

COHERENCIA 1Como otras cosas en la vida, cuando no la tienes es cuando te das cuenta de lo mucho que importa y la deseas. Hacer las cosas sin ilusión requiere un esfuerzo muy intenso; y ésta, es una de las situaciones que tenemos que abordar cuando estamos deprimidos. La falta de ilusión y ganas para hacer las cosas es uno de los síntomas de la depresión,  y recuperarla uno de los objetivos terapéuticos. “No tengo ilusión por nada…” es una expresión habitual en los estados depresivos.

Por supuesto hay niveles de depresión: desde niveles leves donde la persona tiene poco disfrute de la vida pero que sin embargo mantiene una actividad cotidiana cercana a la normalidad, y otros niveles que van de un nivel moderado al grave, donde el ritmo de vida se ve totalmente alterado y la inactividad es extrema. Cuando la evitación del mundo exterior se agudiza, también suelen hacerlo la rumiación del pensamiento y la apatía. Pensamientos que aparecen una y otra vez dando lugar a sentimientos de frustración y que no nos permiten descansar, aumentando la ansiedad, el aislamiento y la pena.

La Activación Conductual (AC) se ha perfilado como una buena elección terapéutica para superar la depresión en sus diferentes niveles clínicos. El objetivo principal es mejorar el estado de ánimo a través del aumento progresivo de conductas que tienen consecuencias emocionales positivas y por tanto, se aumenta la probabilidad de repetirlas.

Qué debemos tener en cuenta para activarnos conductualmente?

* Vamos a reflexionar sobre qué aspectos queremos activar y cómo: desde responsabilidades básicas abandonadas (como la higiene y el orden) hasta objetivos laborales y sociales.

* Se trata de no abrumar con un objetivo excesivo, pero a la vez, sabemos que será incómodo y habrá que aprender a aceptar esa incomodidad que surge de hacer algo diferente a lo que venimos haciendo cuando estamos deprimidos (por ejemplo, pasarnos horas y horas tumbados en el sofá o en la cama). Para ello, vamos a tener en cuenta nuestros valores y forma de ver la vida; porque no se trata de hacer por hacer, sino de hacerlo con un sentido práctico.

* La activación conductual implica empezar sin ganas, sin ilusión. Implica actuar sin tener en cuenta el estado de ánimo. Haz algo que controles y domines, por simple que sea. El enfoque es únicamente conductual para empezar a arrancar: no pensar y actuar. Necesitamos un compromiso, no una emoción que aún no existe. No te lo pienses, hazlo! Vamos a cortar con el círculo vicioso de la inacción y la culpabilidad.

* Trabajar directamente los pensamientos negativos con alguien que está deprimido es más complicado que hacer algo que por sí mismo va a influir en esos pensamientos. Por tanto, observa qué haces y qué consecuencias tiene. Refuérzate por cada acción y esfuerzo. De momento, los pensamientos se trabajan indirectamente.

* La Activación Conductual implica responsabilidad para escoger la acción en lugar de la evitación y el auto-reproche. Se intenta cambiar activamente el ambiente en el que se mueve la persona deprimida. La propuesta es actuar para estar bien. No te rindas!

Que tengas una feliz semana!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s